La situación de las Pyme de Mallorca

Es un hecho que la Pyme ya no solo deben centrarse en el negocio presencial. Existe una presencia paralela que debe cuidarse de la misma forma y ésta es el mundo online.

Cuando hablas con las medianas y pequeñas empresas en mi ciudad, Palma de Mallorca, todos te dicen que están presentes en internet. Sin embargo, cuando tomas contacto con su negocio en el mundo online, te das cuenta que está cojo. Quiero decir, que de igual forma que no dejarías que tu negocio tuviese una columna que se tambalea, tampoco debería ser así en la presencia en internet. Sin embargo, el mundo online se descuida y se olvida con frecuencia, centrados como estamos en el día a día. Nos dedicamos más a ir apagando fuegos, gestionamos nuestros recursos como podemos para llegar a todo y nos conformamos, porque de esta forma el negocio funciona aunque sepamos que las tendencias del mercado son otras es más fácil tener puesta la mirada en el corto plazo.

1- La promoción «tradicional» de la Pyme frente a las nuevas formas de promoción

Sabemos que arrancar una empresa, hacerse un hueco, una clientela… no es fácil. Al principio cuesta y tiramos de todos los recursos que tenemos a nuestro alcance para conseguirlo. Publicidad en todo tipo de medios, recomendaciones y contactos. Cuando la empresa parece que se ha asentado y ya tenemos un flujo de clientes más o menos constante es cuando bajamos un poco la guardia y dejamos que funcione el «boca-oreja»

El boca-oreja es fantástico. Todos cuando necesitamos un producto o servicio enseguida preguntamos a nuestros amigos y conocidos si nos recomiendan a alguien para hacer ese trabajo que necesitamos. Como la persona con la que hemos hablado tiene nuestra confianza, automáticamente nos sentimos respaldados por su palabra y la persona recomendada adquiere por transferencia autoridad para encargarse del trabajo que le encomendemos.

Esto que de entrada parece un proceso obvio, no deja de ser curioso porque en realidad la persona que nos va a hacer el trabajo es una completa desconocida para nosotros. Pero el boca-oreja ha hecho su trabajo y nuestros clientes se convierten automáticamente en nuestro mejor equipo comercial. Un proceso retroactivo que a su vez hace que nos esforcemos más por dar un servicio de calidad a nuestros clientes.

2- La revolución digital en la Pyme de Mallorca

A nadie se le escapa que de cada vez los humanos nos hablamos menos, de manera oral. Nuestra forma de comunicarnos ha cambiado radicalmente. Hasta hace poco, cuando queríamos hablar con alguien le llamábamos por teléfono o, si acaso, le mandábamos un SMS con un montón de abreviaturas (muy graciosas a mi entender) para no gastarnos demasiado en mensajes. ¿A quién no le ha pasado de gastarse más en mensajes que en llamadas?

Pero llegó la gran revolución. El Whatsapp.

Magnífico. Comunicación instantánea, podemos mandar prácticamente cualquier tipo de archivo y encima… GRATIS.

Conclusión. La gente empezó a utilizar Whatsapp como locos. Ya no se llama tanto por teléfono, ya no sentimos tanto la necesidad de quedar para verse, total, tenemos whatsapp y podemos saber de una persona al instante, iniciar una videollamada, compartir un momento de humor, casi lo que sea…

2.1- ¿Y qué pasa con el boca-oreja?

Pues pasa que de cada vez más nuestro boca-oreja tradicional se va trasladando al mundo digital. La gente está acostumbrada a contar sus cosas ya no solo por whatsapp sino en las redes sociales. Se comparte todo allí y de cada vez más.

Nos gustan mucho los móviles, algo tienen que nos atrapa. Nos encanta interactuar con ellos y lo vemos cada día cuando paseamos por la calle. Un alto porcentaje de las acciones comunicativas que se emprenden hoy en día, se hacen online.

2.2- La Pyme de Mallorca. La importancia de la web en la transformación digital

Nos ponemos en situación. Necesitamos montar toldos para nuestro restaurante, por ejemplo. Hacemos la prospección habitual, preguntamos a nuestros conocidos o a otros profesionales del sector y nos dan unas recomendaciones. ¿Qué es lo que hacemos seguidamente? buscarla en internet.

Y eso pasa absolutamente con todo. Todo, se lo preguntamos al Sr Google. El Sr Google ha adquirido mucha más confianza y autoridad que el mejor profesional que conozcamos con su recomendación personal. En Google validamos toda la información que nos llega (muchas veces, para mal de los médicos los pacientes ya se han auto-diagnosticado en Google)

Entonces. Si sabes que muchos clientes te van a llegar por el canal online, si sabes que el boca-oreja tradicional está cambiando y la gente se informa más en internet, si sabes que una vez la persona ha conseguido recomendaciones va a contrastarlas con los resultados de Google. Si tienes conciencia que van a llegar clientes a tu página desde internet, para estimar desde ahí qué empresa le ofrece más seguridad para iniciar una relación comercial con ellos. Entonces… ¿Cómo es que no tienes la página web al día?

2.3- Muchas, muchas, muchas Pyme no tienen la página web al día

Y no sólo ellos, tampoco la gran empresa. Con esto no hablamos solamente de tener una imagen estética adecuada al negocio. Que es importante. Pero no es, ni con mucho, lo más importante.

El diseño de la página web de tu Pyme es una invitación a buscar contenido en ella.

¿Os acordáis de las webs que se hacían por el 2000? Esos colores chillones, multitud de «cosas» revoloteando, apareciendo y desapareciendo (pop-ups). El efecto flash, que te tenía plantado delante del ordenador esperando (y desesperando) a que acabase la intro que habían decidido encasquetarte cada vez que visitabas la página.

Pues todo eso no sirve para nada.

Hoy la web debe ser una imagen, un clon digital, de lo que es para ti tu negocio en su versión presencial.

La estética de la web debe ser una vía para que el visitante se sienta cómodo, pero los contenidos, la navegabilidad son también igual de responsables para que en conjunto la web transmita la esencia de tu negocio, aunque sea una pequeña empresa.

Es necesario que el visitante que ha llegado a tu web perciba que ha llegado al sitio correcto donde va a encontrar la solución a tu problema.

2.4- Entonces ¿cómo diseñar la web para mejorar la presencia online de la Pyme?

En un negocio que pretenda tener perspectivas de futuro la web debe ser el centro de toda su estrategia online.

Las redes sociales deben ser un complemento de la web.

Esto es así. Puedes comunicarte por mail con tus clientes, fantástico. Puedes interactuar con tus clientes a través de las redes sociales, magnífico. Hay multitud de formas, quizás demasiadas. Pero todas ellas deben desembocar en tu web. Tu negocio. El resto de herramientas no te pertenecen y lo que hagas allí allí se queda. No son tus clientes, son los clientes de la herramienta que estás usando.

Además, no puedes basar la estrategia online en las páginas que tengas abiertas en las redes sociales porque esas páginas no son para destacarte como negocio en la red social.

Son páginas diseñadas para que los clientes de la red social interactuen contigo a través de ella. Pero en ellas como negocio vas a ser uno más, a la red social lo que le interesa son los seguidores que consigas.

3- Diseño web evolutivo. El futuro frente a las páginas web estáticas

3.1- El diseño web evolutivo y su implantación en las Pyme de Mallorca

¿Tu negocio es igual hoy que hace tres años? Entonces ¿por qué tu web sí lo es?

El diseño web para las pequeñas empresas también debe ser adaptativo, como lo es tu negocio presencial.

De la misma forma que tus clientes van cambiando a lo largo del tiempo, tienes otros productos para ofrecerle, te solicitan cosas nuevas, rechazan otras. Tu web debe ir cambiando en consonancia a tus clientes. Ya no sólo tenerla actualizada en cuanto a ofertas de productos sino también tener bien identificado el perfil de los clientes que llegan a través de la web, para poder ofrecerles la solución que mejor se adapta a ese perfil. Lo que es lo mismo, ir un paso por delante que los demás.

3.2- ¿Cómo se hace eso?

Pues como se ha hecho siempre. Hablando.

Podemos hablar con el cliente también en el online. También usar las redes sociales para conocer el impacto de nuestros nuevos productos utilizándola para ofrecerles el producto con un descuento o una prueba.

Podemos conocerle a través de las visitas. Su perfil de edad, género, procedencia. Podemos saber qué páginas de nuestra web visitan con más frecuencia y así saber cuales despiertan más curiosidad.

Contactarles a través de correo electrónico para ofrecerle novedades personalizadas  a su perfil. Podemos utilizar la web para concretar la oferta que le hacemos a nuestros clientes, priorizando esta forma de marketing a la de la publicidad masiva.

El abanico de posibilidades es grande, ¿no?

3.3- …soy una Pyme y no puedo estar a todo

webs++ transformación web pyme

Y no hace falta. Cuando vamos a un restaurante nos dan un menú, miramos lo que nos apetece, escogemos y pedimos. Pues con esto pasa igual. No hace falta que estemos en todos los sitios sino en los que nos conviene estar. Hay que tener esto muy claro para no saturarnos como lo hacemos.

Dependiendo de nuestro tipo de negocio nos interesará estar en una red social o en otra. Mejor tener una relación de calidad con nuestros clientes y seguidores en pocas redes sociales que estar en todas con contenido de relleno (cosa que se ve mucho).

4- La importancia del diseño web para móvil. El auge de su uso.

Ya que hemos hecho un recorrido nostálgico por la evolución de la tecnología, no podemos dejar de lado la importancia que el móvil ha cogido en unos pocos años.

El móvil se ha convertido en nuestro aliado principal para todo. Todo lo que podemos hacer con un móvil pues lo hacemos con el móvil. Falta ducharnos con el móvil. Por este motivo debemos tener muy en cuenta que un gran número de de las visitas a nuestra web nos van a llegar por este medio.

Debemos estar optimizados en el online. Pero además, debemos estar optimizados para móvil.

Esto quiere decir que nuestra web debe funcionar igual de bien o mejor para dispositivos móviles que para ordenadores de sobremesa. Debemos también facilitar al máximo la usabilidad del visitante y ofrecer el contenido justo y necesario sin sobrecargar con exceso de información.

Si en un sobremesa nos gustan las cosas rápidas, en el móvil más.

5- Conclusiones

En mi día a día hablo con gente que tienen empresas o trabajan para una pyme y veo que vamos todos un poco como «gallinas sin cabeza». Es normal. El día a día es exigente, genera muchas tareas y nos sentimos satisfechos si vamos completando las tareas más importantes en nuestra cabeza y vamos postergando las que no lo son tanto.

La cuestión es que las que no lo son tanto, siempre quedan las últimas y el tiempo va pasando. El tema es que me encuentro a veces con negocios con webs que llevan sin actualizar 8 años.

Ya os podréis imaginar mi cara cuando veo eso.

Está claro que son las empresas grandes y multinacionales las que llevan la avanzadilla en lo tecnológico. Pero nosotros si queremos crecer y tener un negocio a largo plazo no debemos ir tan a la zaga de los movimientos que se generan en el mercado.

Nuestra misión es la de crecer, porque si los demás crecen y nosotros no ya sabemos lo que ocurrirá con el tiempo. Para eso hay que escuchar al mercado y ver por donde van los tiros. Hay que mirar también lo que hacen los que son más grandes que nosotros y no salirnos del camino que van abriendo, no quedarnos a la zaga.

En sucesivos posts iré ampliando toda la información que pongo aquí.

Mi idea es manteneros informados a la vez que acercaros a las posibilidades para los negocios que brindan las webs, de una forma llana, sin tanto anglicismo ni tecnicismo (quedan muy bien no digo que no, pero encuentro que se abusa un poco…)

¿Te pareció interesante el tema? Por favor, valora el interés: